Cómo la ciencia puede ayudarte a reducir fácilmente tu peso

¿Por fin has decidido perder peso y empezar a cuidarte? A continuación nuestros expertos te cuentan los mejores consejos, tips y recomendaciones para adelgazar según la ciencia. Sigue leyendo para conocer cómo la ciencia puede ayudarte a reducir fácilmente tu peso y conseguir el cuerpo que siempre has querido y la salud que siempre has merecido en algunos sencillos pasos.

Ducharte con agua fría

Uno de los primeros consejos que te recomendamos para perder peso a la larga es darte duchas siempre con agua fría o sumergirte con hielo. Se trata de un consejo que realmente sigue mucha gente para luchar contra la celulitis porque tensa mucho la piel. Esto sucede porque como baja la temperatura durante este tipo de ducha o tratamiento con hielos el cuerpo tiene que usar más energía y para ello quema las grasas. Es así como se suele producir la temida celulitis y se facilita la pérdida de peso. Asimismo, el ducharse con agua fría tiene también otros beneficios como que activará nuestro sistema nervioso u tonificará nuestra piel.

El consumo de grasas saludables

Toda la vida teniéndole miedo a las grasas y la verdad es que lo mejor que puedes hacer para adelgazar es consumir las saludables de forma adecuada en tu dieta. Ahora bien, es importante tener en cuenta que no se deben tomar grasas trans e hidrogenadas sino las poli insaturadas que nos aportan omega 3 y omega 6 y las mono insaturadas como la del aceite del oliva o el delicioso aguacate. Es importante tener en cuenta que, como vemos en como vemos en el portal Gwefit.com, estos alimentos deben formar un diez por ciento de nuestra dieta diaria. Por otro lado es importante reducir las margarinas y mantequilla, la carne, etc. o a ser posible eliminar por completo las grasas saturadas de nuestra dieta.

El consumo de té verde

La cafeína y la teína ayudan a nuestro organismo a acelerar el metabolismo. En los años 80 se demostró como este tipo de sustancias potencian el consumo de calorías por parte del organismo con lo que el café y el té son buenas opciones para perder peso pero sin duda el té es mejor porque también sirve para reducir el apetito e incrementar la saciedad mientras te mantiene alerta, acelerando todos los procesos de quema de grasa sin darte el bajón tan rápido como sucede con el café tras unas horas de haberlo tomado, así que el té verde te permitirá mantener tus niveles de energía en un punto óptimo durante más tiempo.

Cenar temprano

¿Quieres perder peso y eliminar esos kilos de más? Entonces deja de cenar tan tarde y de acostarte con la cena en el estómago y empieza a cenar mucho más temprano porque según diferentes estudios el realizar nuestra cena antes de las 8 de la tarde sirve para aumentar al máximo el consumo de grasa por las noches, nos ayudará a regular el apetito y también nos servirá para cuidar al máximo nuestro metabolismo. Sin duda es importante tener este punto en cuenta para adelgazar, pero también para conseguir irnos a la cama menos pesados y disfrutar de unos sueños con mucha más calidad.

El ayuno intermitente

Aunque siguen existiendo muchos detractores los beneficios del ayuno intermitente están más que demostrados. Los expertos recomiendan en este caso realizar todas nuestras comidas en ventanas metabólicas de ocho horas y ayunar las 16 horas restantes del día. Puede parecer complicado pero no lo es para nada ya que siete u ocho horas de ese tiempo de ayuno lo pasamos durmiendo. Este tipo de alimentación se puede adaptar a nuestras necesidades pero lo más recomendable resulta comer entre las doce y las ocho de la tarde y ayunar el resto del día, con lo que cumpliríamos la norma anterior de cenar temprano y por las mañanas dejaríamos descansar a nuestro metabolismo durante algunas horas hasta que tomaríamos el almuerzo.